Familia: Amarylidaceas
Nombre científico: Hippeastrum app
Nombre común: Amaryllis, Azuzena de Santa Paula, suegra y nuera, la bella Raquel
Origen: Sur de África

Amarillys es una planta bulbosa cuyo bulbo puede llegar a medir entre 12cm y 15cm, podemos adquirirlo suelto y plantarlo nosotros, o comprar la planta ya con sus hojas y flores.

Si plantamos nosotros el bulbo lo haremos en una maceta que sea estrecha, ya que se desarrollará mejor que en una ancha y que no sea mucho más grande que el bulbo (en sucesivos años ya iremos trasplantando a macetas un poco mayores) enterraremos dos tercios del bulbo dejando fuera de la tierra el otro tercio, regaremos a continuación y lo pondremos en un lugar en semisombra o sombra, también podemos tenerlo dentro de casa aunque sí nuestro clima lo permite agradecerá el exterior.

flor amaryllis

Los riegos como con casi todas nuestras plantas, sin encharcar y mejor cuando al introducir un dedo comprobemos que la tierra está seca, la Amarillys gusta de mucha luz pero nunca de sol directo y sobre todo nunca del sol de mediodía y también le evitaremos las heladas.

 

 

La Amarillys  suele florecer en primavera con unas flores grandes y espectaculares y las hay con una gran variedad de colores y además son flores muy duraderas pudiendo estar hasta veinte días alegrando nuestros sentidos, conforme vayan marchitando las iremos retirando para que el resto luzca bonito y cuando veamos qué las hojas también languidecen las cortaremos. Cuando ya hayamos quitado, por qué hayan marchitado, flores y hojas, dejaremos reposar la maceta hasta la próxima primavera o hasta finales de febrero cuando empezaremos a regar para que empiece a brotar y vuelva a regalarnos nuevas flores.

planta amaryllis

Este bulbo es muy longevo, pudiendo vivir hasta cincuenta años y mientras tanto dentro de la maceta se irán formando nuevos bulbos, que año tras año harán que las flores se multipliquen en la misma maceta o podemos sacarlos y plantarlos en otras distintas, aunque sí florecen varios bulbos en una misma maceta la floración es espectacular.

Cuando empecemos a regar nuestra Amaryllis después del tiempo de reposo la abonaremos cada quince días con un abono añadido al agua de riego. Cuando esté en su momento máximo de floración la podemos llevar al interior de nuestra casa pudiendo disfrutar de sus flores durante muchos días, esta planta es muy fácil de cuidar y muy decorativa.