aspidistra

 

  • Nombre científico: Aspidistra Elatior
  • Nombre común: Aspidistra, hojas de salón, hojas de lechería
  • Familia: Liliáceas
  • Origen: China y Extremo Oriente
  • Cultivo: fácil

La Aspidistra Elatior es una planta de las llamadas longevas, puede llegar a vivir hasta 100 años por lo que antes se heredaban de una generación a otra. Cuando se trasplantaba o se dividía se regalaban porciones de planta entre la familia y los amigos.

Es de muy fácil cultivo, si nuestro clima es frío se adaptará muy bien en interiores, si es cálido su lugar será en lugares sombreados y frescos, no precisa de mucha luz por lo que también se adapta a sitios umbríos, lo ideal son patios, terrazas o balcones a la sombra, hay que protegerla de las heladas y a partir de 10-15º su desarrollo es óptimo.

Debemos regarla con moderación, esto debemos recordarlo pues si regamos en demasía corremos el peligro de perder nuestra planta, en invierno espaciaremos el riego hasta que veamos que la tierra está seca.




Como es una planta de crecimiento muy lento no hay que trasplantarla a menos que veamos que las raíces salen por los agujeros de drenaje de la maceta. Ya que sólo desarrolla 4 o 5 hojas al año, no hay que abonar mucho, basta con una vez al mes en primavera y verano. Usaremos abono líquido, más diluido en agua que para cualquier otra planta, o un poco de humus de lombriz una vez en verano.

aspidistra elatior

La Aspidistra Elatior agradece que a menudo le limpien sus hojas por el derecho y el envés con una esponja o bayeta húmeda para quitarle el polvo acumulado, lo agradecerá luciendo sus hojas con un verde brillante. Raramente florece, si lo hace es a mediados de verano y sus flores son pequeñas de un rojo oscuro casi morado y a ras de la tierra, por lo que si no estamos muy pendientes de la planta pasará desapercibida.

Cuando veamos que alguna de sus hojas se vaya estropeando debemos cortarla al ras de la tierra, esto permitirá que las otras luzcan mejor y se desarrollen las nuevas. Ya vemos que es una planta muy fácil de cuidar, si tenemos un lugar adecuado en casa para ella no debería faltar y así poder disfrutarla durante muchísimos años.