clavel

Familia: Caryophyllaceae
Nombre científico: Dianthus Caryophyllus
Nombre común: Clavel o Clavellina
Cultivo: Fácil
Origen: Cuenca mediterránea

Los primeros claveles para flor cortada se seleccionaron en 1845 y hoy en día encontramos 250 especies aproximadamente. El clavel tiene su hábitat natural en la regiones mediterráneas además del Sur de California, Valparaíso y Chile, Sudáfrica, zona de Perth en Australia, Sabana de Bogotá y montañas de Méjico y Kenia, por lo que la encontramos en medio mundo.

Es una planta muy rústica y resistente por lo que es ideal para jardineros principiantes, necesita mucha luz solar, por lo tanto la colocaremos a pleno sol, eso hará que si nuestro clima es favorable pueda florecer durante casi todo el año y llegar a medir hasta 60 centímetros.

clavel planta

Procuraremos que nuestra maceta de clavel tenga buen drenaje, de no ser así se podrían pudrir las raíces. Si está a pleno sol le suministraremos un riego continuo sin llegar a encharcar, necesita también un abono constante para florecer abundantemente, en primavera y verano todas las semanas y en invierno una vez al mes. Podemos multiplicarla por esqueje ya que enraíza con este sistema muy bien en otoño, así multiplicaremos nuestras Clavellinas.




La flor del clavel es muy aromática, con un perfume muy intenso, aunque los que solemos comprar últimamente carecen casi o totalmente de aroma debido a las múltiples hibridaciones para conseguir gran variedad de colores, yo los más fragantes los he adquirido por que siempre he tenido la suerte de que me regalaran un esqueje cuando lo he pedido, hay que ser generoso con la gente y regalar esquejes de nuestras propias plantas, si damos seguro que nos darán también.

clavel o clavellina

La flor cortada del clavel es de las más resistentes a la hora de poner en un jarrón ya que puede durar hasta siete días si le vamos cambiando el agua y le cortamos cada día medio centímetro de su tallo, así pues cuando salgan claveles en nuestras macetas podemos cortarlos, llevarlos al interior de casa y lucirlos en un recipiente con agua.

Junto con las rosas es la flor que más se compra y regala y además con su esencia se fabrican perfumes. Tampoco puede faltar una planta de clavel en nuestro balcón o terraza junto con otras que tengamos de flor nos alegrará ese rinconcito soleado que todavía tenemos vacío.