malvarrosa

  • Familia: Geraniacea
  • Nombre científico: Pelargonium Citrosum
  • Nombre común: Malvarrosa, Citronela
  • Origen: África (cabo de buena esperanza)

La Malvarrosa es una planta muy resistente y plantada en suelo suele ser una planta invasora, lo más llamativo de ella son sus hojas pues desprenden un aroma a limón apenas las rozamos y cuando la lluvia le cae se acentúa su olor, sus flores son pequeñas y no muy vistosas aunque adornan la planta en el periodo de floración.

Es una planta de exterior que le gusta estar a pleno sol o semisombra, nunca a la sombra pues su desarrollo se vería mermado, sus tallos se espigarían y posiblemente no florecería, si la queremos exuberante la pondremos en un lugar muy luminoso y soleado aunque podemos llevarla al interior de la casa y tenerla un par de días adornando la habitación que elijamos y regalándonos su maravilloso perfume, luego la sacaremos otra vez al balcón o terraza para que disfrute del sol y el aire libre otra vez.

la malvarrosa

La regaremos cuando al introducir un dedo en la tierra notemos que está seca, es mejor hacerlo así que regarla en demasía porque podríamos pudrir las raíces, la abonaremos en primavera y verano que es cuando está en pleno apogeo de crecimiento y floración, en invierno la podemos podar y así crecerá con mejor forma en la próxima primavera.

La Malvarrosa es muy fácil de reproducir por esqueje, podemos multiplicarla y así tener más macetas con esta planta, ya que sentarnos a su lado para descansar o leer un rato y rozar sus hojas mientras nos regala su aroma es todo un privilegio.

malvarrosa planta

Dicen que es repelente de mosquitos, si tomamos un frasco con alcohol, lo llenamos con sus hojas, lo ponemos durante veinte días al sol y luego lo colamos obtendremos un líquido que luego podemos frotar sobre la piel así ayudamos a ahuyentar a los mosquitos para que no nos piquen.




malvarrosa flor

Esta planta tiene su historia en Valencia (España). El barrio y la avenida de la Malvarrosa deben su nombre a esta planta, ya que el botánico Jean Félix Robillard Closier que fue jardinero de los Campos Elíseos de París y en 1848 jardinero mayor del botánico de Valencia, adquirió una finca en el barrio de la Malvarrosa. Aquí Robillard instaló un vivero para catalogar la flora silvestre mediterránea y se especializó en el cultivo de esta planta (la Malvarrosa) que llego a cultivar a escala industrial para fabricar jabones y esencias. Eugene Rimmel (de la marca Rimmel) le otorgó su reconocimiento y recibió una medalla de bronce en la exposición de París. Hoy en día si paseamos por el paseo marítimo de la Malvarrosa podemos ver en muchos de sus jardines esta planta, como vemos es tan importante que incluso ha dado su nombre a todo un barrio.