¿Que son las Plantas Bulbosas?

Plantas Bulbosas

La naturaleza nos ha obsequiado con un sinfín de plantas, dentro de las cuales están las plantas bulbosas, muchas de ellas con una singular belleza como el tulipán, una de las más conocidas en todo el mundo, por lo que no deberían faltar en el momento de crear tu jardín.

De manera general, podemos decir que su cultivo puede realizarse por medio de los cormos (gladiolo), bulbos (tulipán), rizomas (cala), raíces tuberosas (dalia), etc. Es necesario resaltar que, este tipo de plantas son de forma estricta bulbosas, aunque algunos especialistas incluyen como bulbosas a las que tienen rizoma, cormos o raíces tuberosas. En este post te mostramos sus particularidades, cuidados, reproducción, entre otros aspectos de interés.

Una planta bulbosa

¿Qué son las plantas bulbosas?

Para definir que son las plantas bulbosas, se tiene que conocer que son los bulbos. Un bulbo consiste en una protuberancia que contienen en la base algunas plantas y que sirve tanto para almacenamiento de nutrientes como para protección y reproducción de la planta por esquejes.

A las plantas que poseen dichos bulbos se les llaman plantas bulbosas. Su principal característica es que pueden ser perennes o caducifolias y aunque pierdan sus hojas externas, en el bulbo se conservan los nutrientes necesarios para que la planta sobreviva hasta que las condiciones sean favorables y vuelva a crecer.

¿Qué otros nombres reciben?

Pueden llamarse según la familia o especie, plantas de bulbos o plantas bulbosas. Según las partes o bulbos pueden llamarse: plantas de cornos, de tubérculos, de raíces tuberosas, plantas con pseudobulbos, plantas que tiene rizoma o plantas subterráneas.

¿Dónde viven las plantas bulbosas?

Habitan en la región central de Chile, Europa hasta Asia, zona sur de Sudáfrica, Australia en el oeste/sur y son bastante comunes en el trópico. Por todo esto podemos decir que las plantas bulbosas habitan en gran parte del planeta.

¿Cómo se reproducen las plantas bulbosas?

Las plantas bulbosas se pueden reproducir por medio de las semillas, separando sus bulbos y troceando el rizoma.

Características de las plantas bulbosas

  • El órgano subterráneo es la parte principal para las reservas, en su estructura se pueden distinguir los cornos, bulbos, raíces tuberosas, tubérculos, pseudobulbos, rizomas y raíces tuberosas.
  • Los hijuelos emitidos por los bulbos pueden ser trasplantados después de crecer apropiadamente.
  • Existen dos clases de bulbos: escamosos y tunicados.
  • Para los tubérculos no existe multiplicación ya que no tienen hijuelos. Se multiplican por las semillas.
  • Similares a los bulbos en la parte externa son los cornos, ya que se tratan de tallos gruesos subterráneos que crecen verticalmente.
  • Las plantas bulbosas almacenan sustancias dentro de sus raíces protuberantes.
  • La reproducción puede realizarse por medio de esquejes.
  • En cuanto a los rizomas, estos son tallos profundos horizontales, que presentan diferentes yemas y estas se dividen para reproducir la planta.
  • Las partes aéreas y engrosadas del tallo son los pseudobulbos en algunas plantas.

Tipos de plantas bulbosas

Existen diferentes tipos de plantas bulbosas, las describiremos en detalle a continuación.

  • Bulbos: existen bulbos tunicados cuyas bases las envuelven de forma intercalada unas capas; los narcisos, jacintos, el ajo y cebolla, son ejemplos de bulbos tunicados. Los bulbos escamosos tienen bases carnosas y superpuestas, un ejemplo es el Lilium.
  • Cormos: son tallos subterráneos, gruesos y que crecen verticalmente, tienen protuberancias y nudos de donde brotan yemas. Capas superpuestas de hojas secas los recubren. Un ejemplo: la flor de azafrán o Crocus.
  • Tubérculos: tienen tallo subterráneo como base, normalmente envueltos en manto fibroso donde se almacenan los nutrientes. No desarrollan hijuelos. Caladium y Begonia son dos ejemplos.
  • Rizomas: son tallos subterráneos que se caracterizan por su crecimiento horizontal, pueden ser nudosos y delgados, con raíces en el área inferior, también pueden ser hinchados y pulposos. Crecen de forma indefinida. Las Alstroemerias son rizomas.
  • Raíces tuberosas: es un órgano subterráneo que acumula reservas y nutrientes, muy similares a los ya descritos, pero su raíz es encarnecida. Las Dalias y Ranúnculos son raíces de este tipo.

Beneficios y utilidad de las plantas bulbosas para los seres humanos

Las plantas bulbosas son bastante beneficiosas para todos los seres vivos, no sólo para el hombre. Son utilizadas como protección, refugio y alimentos para la vida en la tierra.

Plantas bulbosas comestibles

Dentro de una dieta saludable las verduras son alimentos indispensables. Algunas de las plantas comestibles son la patata y el ajo. Otra planta bulbosa que sirve de alimento es la cebolla, además se usa como condimento en diferentes platos en el planeta.

Estos son solo algunos bulbos comestibles, hoy en día podemos encontrar numerosas plantas de este tipo, las cuales no debemos dejar de probar.

Plantas bulbosas medicinales

El análisis de distintas especies puede llevarnos no sólo a disfrutar de la belleza de estas plantas, también nos permite aprovechar sus incontables beneficios para la salud de nuestro organismo.

Entre las plantas bulbosas medicinales se pueden citar el ajo, por sus propiedades a nivel estomacal y en las vías respiratorias, así como también en la mejora notoria que produce en el sistema circulatorio y cardíaco, disminuyendo la presión arterial.

La cebolla tiene también infinitos usos medicinales, como purificante del ambiente y calmante de las vías aéreas y pulmonares, así como también como método preventivo ante enfermedades como el cáncer, entre muchos más usos.

Los té o infusiones que se pueden realizar de diversas especies de flores de esta familia de plantas bulbosas es increíble, con propiedades calmantes y estimulantes según la especie y somníferas.

Plantas bulbosas comestibles

Cultivar plantas bulbosas

Actualmente encontramos distintas maneras de cultivar plantas de este tipo. Si deseas cultivar un jardín rico en color, aprovechando las plantas bulbosas es necesario que consideres lo siguiente:

  • Puedes combinar diferentes plantas bulbosas en tus macetas. Simplemente elige la que más te guste y planta tus especies de bulbos. En el centro de la maceta planta la de mayor altura, de manera que no tapes las especies más bajas.
  • Si deseas conservar una floración continuada y escalonada, cada 15 días puedes plantar bulbos. Mientras que unos crecen los que siguen desarrollándose harán el relevo. Toda la temporada disfrutarás de un jardín lleno de color.
  • Puedes plantar en capas los bulbos, al igual que haces una lasaña. Si el espacio es reducido esta técnica queda perfecta, facilita en una maceta la floración continuada. Elige diferentes plantas bulbosas cuya floración sea desigual y colócalas en capas, en base a la necesidad de cada especie.
  • Coloca en el fondo gravilla y tierra entre cada capa de bulbos.
  • Puedes plantar bulbos de una especie en distintas macetas similares y colocarlas en grupo.
  • Si deseas puedes mezclar plantas de temporada con bulbos: puedes elegir violas, pensamientos u otra especie con igual floración.

A la hora de cultivar nuestras plantas bulbosas también habrá que tener en cuenta:

  • El cultivo de las plantas bulbosas debe seguir unas normas estrictas para poder obtener nuevos ejemplares, como lo es, observar las características de los bulbos y desechar los que no cumplan con una buena presencia, limpia y sana.
  • Los cornos y bulbos que se seleccionen deben ser los más bonitos y gruesos. Con respecto a los suelos indicados, se debe conocer la especie para discernir si el suelo es apto o no para su crecimiento y desarrollo.
  • La tierra debe contener humus y un buen drenaje, para evitar problemas con encharcamiento de agua que podría pudrir la raíz.
  • La plantación se debe realizar a una profundidad adecuada de acuerdo a la especie que se esté trasplantando, ya que hay unas especies en las cuales se debe tapar o quedar bajo tierra su bulbo y otras especies que si se hiciera eso, seguro que la planta moriría.

Plantas bulbosas para jardín

Las plantas de este tipo son bastante versátiles para el jardín, todas las estaciones durante el año puedes tener hermosas flores coloridas. No necesitan muchos cuidados, cada año se produce su multiplicación y crecimiento.

El género Hippeastrum es muy utilizado para el jardín, tienes a disposición 75 especies de plantas subtropicales y tropicales americanas; tienen atractivas y llamativas flores.

Otro género ideal para el jardín es el Crinum, sus flores son de gran tamaño y muy hermosas. Existen 120 especies de gran belleza.

Plantas bulbosas para macetas

Elige tus macetas más bonitas para plantar una maravillosa composición de plantas bulbosas. Es fundamental que elijas plantas bulbosas cuya floración sea de algunas semanas distintas. Los tulipanes, narcisos y crocus holandeses son algunos ejemplos con pocas semanas de diferencia en floración por espacio de seis semanas.

Plantas bulbosas de invierno

Actualmente encontramos especies caducifolias y perennes, las caducifolias quedarán solo en bulbos una vez por año. Dicho estado del bulbo inactivo es para tener la capacidad de sobrellevar enormes heladas sin dañar el bulbo, que en el momento ideal germinará.

Cuidados requeridos por las plantas bulbosas

Para que puedas conservar en buen estado tus plantas bulbosas, es necesario que realices algunos cuidados bastante sencillos, de esta forma su crecimiento y desarrollo serán óptimos.

Tus bulbos pueden crecer muy bien en una superficie ligera, suelta, rica en materia orgánica, con buen drenaje y humus

Las plantas bulbosas son altamente sensibles al agua excesiva aunque requieren de riego regular y no debe secarse el sustrato. Según la especie deberás elegir el emplazamiento, generalmente les gusta el sol. Aunque existen plantas bulbosas que prefieren la sombra, por ejemplo: los narcisos y los jacintos.

Es necesario que tengas cuidado en la profundidad de plantación, es decir, debe quedar a profundidad la base del bulbo el doble de su tamaño. La distancia entre plantas bulbosas debe ser entre 5 y hasta 20 cm (dependiendo de las especies).

Enfermedades que atacan a las plantas bulbosas

  • Generalmente, las plantas bulbosas son sanas y no necesitan cuidados específicos. Aunque lo ideal es colocarles caldo bordelés cada 15 días para prevenir la aparición de infecciones.
  • Si sospechas de alguna infección de una especie, debes quitar e incinerar el bulbo para que no se propague la enfermedad.
  • Conoce a fondo cada especie para prever la aparición de enfermedades.

Plantas bulbosas de flores muy fragantes

Existen diferentes plantas bulbosas que cuentan con flores de singular fragancia, dentro del género Neomarica hay 16 especies de rizomas oriundas de las regiones de América. Muchas veces se confunden con las flores del género Iris por las hojas similares. Sus flores son bastante llamativas y muy fragantes, es por ello que son las favoritas para plantar en hermosos jardines.

Plantas bulbosas comestibles

Planta bulbosa de flores muy coloridas

Los tulipanes son las flores bulbosas más populares, puedes plantarlas en grupo en el jardín. Son muy coloridas y hermosas. Si deseas, puedes obtener en tiendas especializadas algunas plantas bulbosas en macetas para complementar tu hermoso jardín.

La estrella de mar o agapanthus, es otra planta bulbosa de extrema belleza, forma parte de las liliáceas, añade a tu jardín flores azuladas o blancas de esta especie de bellas flores.

Otra bulbosa de flores con varias tonalidades es la planta babiana. Las flores varían de colores entre blancos o amarillos, violetas y rojos intensos. Bellísimas flores de seis pétalos. Seguramente ya conoces el gladiolo, la dalia o el narciso, este trio de bulbosas tienen formas y colores inconfundibles.

El muscari, la liatris, el hymenocallis, la tigridia, la scilla, azucena o peonía, el jacinto son otras bulbosas de colores originales y divertidos.

Especies representativas de plantas bulbosas

 

Plantas Bulbosas
Valora este contenido

Pin It on Pinterest

Share This